Técnicas para subir la autoestima

La autoestima es lo que uno siente por sí solo, o bien la opinión que tiene de sí. Todo el planeta tiene instantes en los que se siente un tanto bajo o bien le cuesta pensar en sí. No obstante, si esto se transforma en una situación en un largo plazo, puede conllevar inconvenientes, aun de salud mental, como la depresión o bien la ansiedad. Ciertos síntomas de la baja autoestima asimismo pueden ser un signo de estos inconvenientes.

La autoestima acostumbra a ser el resultado de una vida de experiencias, y particularmente de lo que nos ocurrió de pequeños. No obstante, es posible prosperar la autoestima a cualquier edad. Esta página ofrece más información sobre la autoestima y ciertas medidas que puedes tomar para mejorarla.

Ciertas personas estiman que la autoestima es la voz interior (o bien el diálogo con uno mismo), la voz que te afirma si eres suficientemente bueno para hacer o bien lograr algo.

Realmente, la autoestima debe ver con de qué forma nos valoramos a nosotros mismos y con nuestra percepción de quiénes somos y de lo que somos capaces.

La autoestima no debe ver con la capacidad

La autoestima no acostumbra a estar asociada a la propia capacidad ni a la percepción que el resto tienen de uno.

Es realmente posible que alguien que es bueno en algo tenga una baja autoestima. Al contrario, alguien que tiene contrariedades para efectuar una labor específica puede tener una buena autoestima.

Las personas con una buena autoestima acostumbran a sentirse positivas sobre sí y sobre la vida. Esto las hace considerablemente más resistentes y más capaces de encarar los avatares de la vida.

No obstante, las personas con una mala autoestima acostumbran a ser considerablemente más críticas consigo mismas. Les resulta más bastante difícil recobrarse de los desafíos y incidentes. Esto puede llevarles a eludir situaciones bastante difíciles. No obstante, esto puede hacer que su autoestima reduzca todavía más, pues se sienten todavía peor consigo mismos.

Por ende, la carencia de autoestima puede influir en el comportamiento de las personas, por no charlar de lo que logran en sus vidas.

Puede ser interesante leer nuestra página La relevancia de la mentalidad para saber más sobre de qué manera la actitud influye en el comportamiento.

 

Técnicas para aumentar la autoestima

¿Por qué razón las personas experimentan una baja autoestima?
Existen muchas razones por las que alguien puede tener una baja autoestima. No obstante, de manera frecuente empieza en la niñez, quizá con la sensación de no poder cumplir las esperanzas. Asimismo puede ser el resultado de experiencias adultas, como una relación bastante difícil, así sea personal o bien laboral.

Autoestima, violencia familiar y abusos

Las víctimas de la violencia familiar y el maltrato acostumbran a tener una baja autoestima.

Esto puede deberse a que su maltratador ha pasado tiempo menospreciándolas y haciéndolas sentir mal sobre sí, reduciendo su autoestima. Mas asimismo es posible que su baja autoestima las haya hecho más frágiles a los malos tratos pues no se sienten valiosas.

Absolutamente nadie debería padecer abusos o bien violencia.

Si , o bien alguien que conoce, se halla en esta situación, debe buscar ayuda.

Hay múltiples formas de progresar tu autoestima.

Identificar y retar sus opiniones negativas
El paso inicial es identificar, y después retar, sus opiniones negativas sobre sí mismo.

Fíjese en los pensamientos que tiene sobre sí mismo. Por servirnos de un ejemplo, posiblemente pienses “no soy suficientemente inteligente para hacer eso” o bien “no tengo amigos”. Cuando lo hagas, busca pruebas que contradigan esas aseveraciones. Anota tanto la aseveración como las pruebas, y vuelve a mirarlas para recordarte que tus opiniones negativas sobre ti no son ciertas.

Identifica lo positivo de ti
Asimismo es una gran idea anotar las cosas positivas sobre ti, como ser bueno en un deporte, o bien las cosas agradables que la gente ha dicho sobre ti. Cuando comiences a sentirte decaído, mira estas cosas y recuérdate que existen muchas cosas buenas en ti.

Por lo general, el diálogo interno positivo es una parte esencial para progresar tu autoestima.

Si te sorprendes a ti diciéndote cosas como “no soy suficientemente bueno” o bien “soy un descalabro”, puedes comenzar a darle la vuelta a la situación diciéndote “puedo superarlo” y “puedo tener más confianza en mí viéndome de una manera más positiva”.

Al comienzo te cogerás volviendo a caer en viejos hábitos negativos, mas con un esmero regular puedes comenzar a sentirte más positivo y a acrecentar tu autoestima asimismo.

Edifique relaciones positivas y evite las negativas
Seguramente descubrirá que hay ciertas personas -y ciertas relaciones- que le hacen sentir mejor que otras.

Si hay personas que le hacen sentirse mal, intente evitarlas.

Edifica relaciones con personas que te hagan sentir bien contigo y evita las relaciones que te arrastran.

Date un respiro
No debes ser perfecto cada hora de día tras día. Ni tan siquiera debes sentirte bien contigo todo el tiempo.

La autoestima cambia de una situación a otra, de un día a otro y de una hora a otra. Ciertas personas se sienten relajadas y positivas con sus amigos y colegas, mas incómodas y tímidas con los ignotos. Otras pueden sentirse completamente dominadas en el trabajo, mas con contrariedades sociales (o bien a la inversa).

Date un respiro. Todos tenemos instantes en los que nos sentimos un tanto decaídos o bien nos cuesta sostener la confianza en nosotros mismos.

La clave es no ser demasiado duro con uno mismo. Sé afable contigo y no demasiado crítico.

Evita criticarte ante el resto, pues esto puede fortalecer tus creencias negativas y asimismo dar a el resto una opinión negativa (probablemente falsa) de ti.

Puedes asistir a acrecentar tu autoestima dándote un capricho toda vez que logres hacer algo bastante difícil, o bien sencillamente por administrar un día en especial malo.

Sé más afirmativo y aprende a decir que no
Las personas con baja autoestima acostumbran a tener contrariedades para defenderse o bien decir que no a el resto.

Esto quiere decir que pueden estresarse en casa o bien en el trabajo, pues no les agrada negar nada a absolutamente nadie. No obstante, esto puede acrecentar el agobio y complicar todavía más su administración.

En consecuencia, desarrollar su asertividad puede asistir a progresar su autoestima. En ocasiones, actuar tal y como si se creyese en uno mismo puede asistir a acrecentar la autoestima.

Nuestras páginas sobre asertividad ofrecen más información a este respecto, incluyendo de qué forma prosperar tu asertividad.

Mejore su salud física
Es considerablemente más simple sentirse bien con uno mismo cuando se está en forma y sano.

No obstante, las personas con baja autoestima acostumbran a desatenderse, pues no piensan que “merezcan” ser atendidas.

Procura hacer más ejercicio, comer bien y dormir lo bastante. Asimismo es buena idea dedicar tiempo a relajarse y a hacer algo que le apetezca, en vez de algo que otra persona espera que haga. Posiblemente cambios tan fáciles como este supongan gran diferencia en su perspectiva general.

Para más información, lea nuestras páginas La relevancia del ejercicio, Dieta, salud y alimentación, ¿Qué es el sueño? y La relevancia del sueño. Asimismo te puede agradar nuestra página sobre Técnicas de relajación.
siete. Admite desafíos
Las personas con baja autoestima acostumbran a eludir los desafíos y las situaciones bastante difíciles.

Una forma de progresar tu autoestima puede ser admitir un reto. Esto no quiere decir que deba hacerlo todo mismo -una parte del reto podría ser buscar ayuda cuando la necesite-, mas esté listo para procurar algo que sabe que va a ser bastante difícil de conseguir.

Al lograr el éxito, te pruebas a ti que puedes conseguirlo.

Esto reta tus opiniones negativas y, por ende, mejora tu autoestima.

Aprenda a fijarse objetivos personales eficientes y a hallar la motivación precisa para alcanzarlos. Esta es la esencia del desarrollo personal, un conjunto de habilidades diseñadas para asistirle a lograr su potencial, en el trabajo, en los estudios y en su vida personal.

La relevancia de los pequeños pasos
Es poquísimo probable que pase de tener una mala a una buena autoestima de un día para otro.

En cambio, probablemente descubras pequeñas mejoras durante un periodo de tiempo. La clave es mirar en un largo plazo, en vez de día tras día, y centrarse en el panorama general, no en el detalle de de qué forma se sintió el día de ayer en un instante determinado.

En el momento en que te sientas bien o bien hagas algo bueno, celébralo, mas no te castigues si en ocasiones vuelves a caer en patrones de pensamiento negativos. Sencillamente recupérate y también procura meditar de forma más positiva. Con el tiempo, esto se transformará en un hábito y descubrirás que tu autoestima ha mejorado sigilosamente.