Técnicas para memorizar rápido

Muchos cursos universitarios requieren la memorización de grandes cantidades de información. Memorizar para una clase puede ser bastante difícil, mas puede ser todavía más frustrante cuando tienes múltiples clases. Muchos estudiantes sienten que sencillamente no tienen una enorme capacidad de memoria. No obstante, a Dios gracias, memorizar no es solo para un conjunto de élite de personas que han nacido con las habilidades adecuadas: cualquiera puede adiestrar y desarrollar sus habilidades de memorización.

Los memorizadores competitivos aseveran que la práctica de técnicas de visualización y el empleo de trucos de memoria les dejan rememorar grandes pedazos de información con velocidad. Las investigaciones prueban que los estudiantes que emplean trucos de memoria consiguen mejores resultados que los que no lo hacen. Los trucos de memoria te asisten a ampliar tu memoria de trabajo y a acceder a la memoria en un largo plazo. Estas técnicas asimismo pueden dejarte rememorar ciertos conceptos a lo largo de años o bien aun para toda la vida. Para finalizar, este género de trucos de memoria conducen a la entendimiento y al pensamiento de orden superior. Prosigue leyendo para conocer las técnicas de memorización eficientes que te van a ayudar en la escuela.

 

Estrategias y trucos para la memoria mejor

Aparte de las técnicas de memoria visual y espacial, hay otros muchos trucos que puedes usar para asistir a tu cerebro a rememorar información. Acá tienes ciertos consejos fáciles que puedes probar. Mira este vídeo del Centro de Aprendizaje para poder ver una explicación veloz de muchos de estos consejos.

Procura entender primero la información. La información que está organizada y tiene sentido para ti es más simple de memorizar. Si ves que no comprendes el material, dedica algo de tiempo a comprenderlo ya antes de procurar memorizarlo.

Relaciónalo

Conecta la información que procuras memorizar con algo que conoces. El material apartado es más bastante difícil de rememorar que el que está conectado a otros conceptos. Si no puedes meditar en una forma de conectar la información con algo que conoces, inventa una conexión desquiciada. Por servirnos de un ejemplo, afirmemos que procuras memorizar el hecho de que el agua a nivel del mar hierve a doscientos doce grados Fahrenheit, y que doscientos doce son los 3 primeros dígitos del número de tu mejor amigo. Vincula estos 2 datos imaginando que lanzas tu teléfono a un océano hirviendo. Es un vínculo muy ido, mas puede asistir a que el dato se quede grabado.

Consúltalo con la almohada

Los estudios prueban que tu cerebro procesa y guarda información mientras que duermes. Procura revisar la información inmediatamente antes de irte a dormir -si bien sea a lo largo de unos minutos- y verifica si eso ayuda a que la información se fije en tu memoria.

Autocomprobación

Ponte a prueba de cuando en cuando recordando activamente la información que tratas de estudiar. Cerciórate de que te examinas activamente, no te limites a releer los apuntes o bien el libro de texto. Con frecuencia, los estudiantes piensan que recuerdan el material solo pues les resulta familiar cuando lo releen. En su sitio, hazte preguntas y oblígate a recordarlo sin mirar la contestación o bien el material. Esto te dejará identificar las áreas con las que tienes dificultades; entonces vas a poder regresar a uno de los trucos de memoria para asistirte a memorizarlo. Además de esto, evita probarte justo después de procurar memorizar algo. Espera unas horas, o bien aun uno o bien un par de días, para poder ver si verdaderamente se ha quedado grabado en tu memoria.

Usa la práctica distributiva

A fin de que un término pase de tu memoria de empleo temporal a tu memoria en un largo plazo, deben acontecer 2 cosas: que el término sea recordable y que se repita. Usa la reiteración para fijar la información en tu memoria. Las técnicas de reiteración pueden consistir en tarjetas de memoria, en el empleo de los fáciles consejos de esta sección y en la autoevaluación. Separa el estudio y la reiteración durante múltiples días y comienza a acrecentar el tiempo entre cada una de las sesiones de estudio. Separar y ampliar gradualmente el tiempo entre cada una de las sesiones puede asistirnos a estar más seguros de que dominamos los conceptos y a fijarlos.

Escríbelo

La escritura semeja asistirnos a codificar más de forma profunda la información que procuramos aprender por el hecho de que hay una conexión directa entre nuestra mano y nuestro cerebro. Procura redactar tus apuntes a mano a lo largo de una clase o bien reescribir y reordenar los apuntes o bien la información a mano tras una clase. Mientras que escribes un término que deseas rememorar, procura decir la información en voz alta y visualizar asimismo el término.

Crea conjuntos significativos. Un buen planteamiento para memorizar es crear conjuntos significativos que faciliten el material. Por poner un ejemplo, imaginemos que deseas rememorar los nombres de 4 plantas: ajo, rosa, espino y mostaza. Las primeras letras se abrevian como GRHM, con lo que puedes relacionarlas con la imagen de una galleta GRAHAM. Ahora todo cuanto debes hacer es rememorar la imagen de una galleta graham, y los nombres de las plantas van a ser más simples de rememorar.

Emplea la mnemotecnia

Las mnemotecnias son sistemas y trucos que hacen que la información se memorice. Un tipo común es cuando la primera letra de cada palabra de una oración es asimismo la primera letra de cada palabra de una lista que hay que memorizar. Por poner un ejemplo, muchos pequeños aprendieron el orden de las operaciones en matemáticas usando la oración Please Excuse My Dear Aunt Sally (paréntesis, exponentes, multiplicar, dividir, sumar, quitar). Consulta en Wikipedia una buena lista de ejemplos y también ideas.

Habla contigo

Puede parecer extraño al comienzo, mas charlar contigo sobre el material que estás procurando memorizar puede ser una herramienta de memoria eficiente. Prueba a charlar en voz alta en vez de limitarte a resaltar o bien releer la información.

Haz ejercicio

¡De verdad! Los estudios prueban que el ejercicio puede prosperar nuestra memoria y capacidad de aprendizaje por el hecho de que ayuda a crear neuronas en áreas relacionadas con la memoria. Tanto el adiestramiento cardiovascular como el de resistencia (pesas) tienen efectos poderosos, con lo que haz lo que mejor te funcione.

Practica la intercalación

La intercalación es la idea de entremezclar o bien alternar habilidades o bien conceptos que deseas memorizar. Por servirnos de un ejemplo, dedica cierto tiempo a memorizar palabras de léxico para tu clase de ciencias y después pasa de manera inmediata a estudiar datas y nombres históricos para tu clase de historia. Ahora, practica ciertos inconvenientes de matemáticas y después vuelve a las definiciones de ciencias.

Este procedimiento puede parecer confuso al comienzo, mas al final da mejores resultados que si te limitas a dedicar un buen tiempo al mismo término. Consulta este vídeo para conseguir más explicaciones sobre la intercalación y otras estrategias afines.

 

Técnicas visuales y espaciales

Las técnicas visuales y espaciales son trucos de memoria que implican a los 5 sentidos. Emplean imágenes, canciones, sentimientos y nuestro cuerpo para asistir a que la información se fije. Los humanos tienen unos sistemas de memoria visual y espacial expepcionales.

Cuando se usan técnicas de memoria visual y espacial, se emplean enfoques entretenidos, memorísticos y creativos en vez de la hastiada memorización de memoria. Esto causa que sea más simple ver, sentir o bien escuchar las cosas que deseas rememorar. Las técnicas visuales y espaciales asimismo liberan la memoria de trabajo.

Cuando reúnes cosas, mejoras tu memoria en un largo plazo. El empleo de técnicas visuales y espaciales ayuda a tu psique a concentrarse y prestar atención cuando tu psique preferiría divagar en otra cosa. Te asisten a hacer que lo que aprendes sea significativo, recordable y entretenido.

La práctica común de utilizar los nudillos para rememorar el número de días de cada mes es un enorme ejemplo de una técnica visual y espacial simple que te ayuda a rememorar detalles.

Imágenes visuales recordables

La próxima vez que deba rememorar un factor clave, intente crear una imagen visual recordable que represente ese elemento. Las imágenes son esenciales pues conectan de forma directa con los centros visoespaciales del cerebro. Las imágenes te asisten a rememorar conceptos bastante difíciles al aprovechar las áreas visuales.

Mas no solo debes emplear imágenes: cuantos más sentidos emplees, más simple te resultará rememorar la información. En vez de limitarse a visualizar una imagen, intente asimismo olerla, sentirla y oírla. Por poner un ejemplo, si procuras rememorar que la capital de Luisiana es Baton Rouge, dibuja la imagen de una muchacha llamada Louise llevando un bastón de mando colorado.

La técnica del palacio de la memoria

Esta técnica consiste en visualizar un sitio conocido -como la distribución de tu casa o bien tu dormitorio- y emplearlo como espacio visual en el que puedes depositar los conceptos-imágenes que deseas rememorar. Esta técnica puede asistir a rememorar elementos no relacionados, como la lista de la adquisición.

Para emplear la técnica del palacio de la memoria, visualiza tu sitio (casa o bien dormitorio) y después imagina artículos de tu lista de la adquisición en diferentes zonas del sitio. Por servirnos de un ejemplo, imagina un huevo roto goteando en el borde de la mesa o bien un montón de manzanas en el sofá. Puede valer cierto tiempo habituarse a esta técnica, mas cuando lo hagas, va a ser más veloz y eficaz. Esta charla de Ted explica mejor los palacios de la memoria.

Canciones y jingles

Como el palacio de la memoria y las imágenes, las canciones o bien jingles emplean el hemisferio derecho del cerebro y pueden asistirnos a rememorar cosas difíciles como ecuaciones y listas. Ya existen muchas canciones para cosas como la fórmula cuadrática: procura buscar en Google lo que deseas rememorar para poder ver si alguien ya ha creado una armonía. Si no es de esta forma, procura crear la tuya.

Los 5 sentidos

Emplear tantos sentidos como resulte posible al estudiar te ayuda a usar más unas partes de tu cerebro y a retener mejor la información. Por servirnos de un ejemplo, si estudias para un examen de anatomía, coge los modelos de anatomía, palpa cada una de las partes y di sus nombres en voz alta.