Técnicas para aprender – Métodos de aprendizaje

El planeta en el que vivimos está en continua evolución y todos los años brotan nuevas disciplinas y habilidades. Con tanto que aprender y tan poco tiempo, es esencial emplear las técnicas de aprendizaje convenientes.

Mas esto es lo más importante:

La mayoría de lo que te enseñaron en la escuela sobre el aprendizaje es errado.

En verdad, las investigaciones prueban que la mayor parte de las técnicas de aprendizaje empleadas por los estudiantes universitarios son absolutamente ineficaces.

Exactamente la misma investigación ha señalado un puñado de estilos de aprendizaje que son verdaderamente útiles. Conque, en el presente artículo, voy a explicar esos métodos y otros que me han funcionado para adquirir un conjunto de habilidades distintas.

Al final de este artículo, vas a conocer todos y cada uno de los estilos de aprendizaje que precisas para aprender cualquier cosa de forma eficiente.

 

Las mejores técnicas y estrategias de aprendizaje

La mayor parte de las personas recurren a técnicas de aprendizaje básicas como la lectura y el subrayado. Mas, ¿y si te digo que las dos son inútiles?

Vas a ver, tu psique precisa más que eso para retener la información. Conforme las investigaciones, estas son las mejores técnicas de aprendizaje:

Práctica distribuida
¿Recuerdas cuando en la universidad tenías un examen esencial y te pasabas la noche en candela para aprobarlo? Puesto que lo más probable es que por la mañana siguiente no recordases ni la mitad de lo que habías estudiado.

Mas aun si lo hiciste, probablemente lo olvides todo al día después.

Ahora bien, esto marcha bien en un ambiente académico en el que tu único objetivo puede ser aprobar un examen. Mas esto se dificulta cuando procuras aprender una habilidad.

Pues no se puede aprender una habilidad sin más ni más… se precisa tiempo para mejorar cualquier habilidad que se quiera aprender, así sea un deporte o bien tocar un instrumento.

Ahí es donde entra en juego la práctica distribuida. En esta técnica de aprendizaje, se supone que debes repartir tus sesiones de aprendizaje de tal forma que pase un tiempo notable ya antes de regresar a aprender.

Quizás te preguntes:

¿Cuánto tiempo debo dejar pasar ya antes de iniciar la próxima sesión de aprendizaje?

Bueno, cualquier cosa que supere un día debería marchar bien. De este modo, si aprendes a tocar el violín, puedes hacer sesiones en días alternos.

Lo que hace es mudar tu psique del modo enfocado al modo difuso de pensamiento. En el modo perfecto concentrado, aprendes activamente (o sea, tocando el violín). Mas en el modo perfecto difuso, estás aguardando hasta la próxima sesión y pensando en lo que aprendiste en la última, de qué manera funcionó y qué fallos estabas cometiendo.

Pruebas de práctica
En la universidad, tuve un maestro al que todo el planeta detestaba en clase. Y por qué razón no iban a hacerlo; ¡hacía 2 exámenes cada semana!

¿Y sabes qué?

Toda la clase consiguió la mejor puntuación en su materia. Ese es el poder de los exámenes de práctica.

Con este procedimiento, estás dejando a un lado a propósito las sesiones de práctica o bien el material de estudio y te retas a ti a rememorar lo que has aprendido sin ayuda.

Una cosa interesante sobre las pruebas de práctica es que de forma frecuente vas a atufar en la prueba real. Mas en el momento en que cometes ese fallo, es más simple corregir y recordarlo.

Bastante gente tiene temor de probarse pues se teme que se descubran sus puntos enclenques.

Mas ese es la meta de las pruebas prácticas: poner de manifiesto tus puntos enclenques a fin de que puedas trabajar en ellos.

Además de esto, las pruebas prácticas te dejan trasladar lo que has aprendido de la memoria en un corto plazo a la de largo plazo.

No obstante, no es preciso efectuar una prueba real en un ambiente de pruebas conveniente. En dependencia de lo que estés tratando de aprender, desafíate a ti a probar o bien contestar todo cuanto puedas sobre lo que aprendes.

Práctica intercalada
Esta es una de las técnicas de aprendizaje más interesantes para mí… en parte pues me da una razón para aprender 2 cosas al unísono.

En la práctica intercalada, repasas o bien practicas algo de forma alternativa.

Afirmemos que aprendes a charlar francés. En un día específico, no practicarás esa habilidad de una sola vez.

En su sitio, vas a estudiar un tanto de francés y después desviarás tu atención cara otra habilidad ya antes de regresar a estudiar francés.

De exactamente la misma forma que el procedimiento de la práctica distribuida, esta técnica asimismo te deja mudar entre el procedimiento de pensamiento enfocado y el difuso.

No obstante, la técnica de aprendizaje intercalado ofrece otra ventaja: hace que las cosas sean más bastante difíciles de rememorar y practicar.

Y todos sabemos que cuanto más bastante difíciles sean tus sesiones de práctica, mejor vas a aprender.

Autoexplicación
Hasta el momento hemos hablado de ciertas técnicas de aprendizaje valiosas que marchan en prácticamente todos las clases de aprendizaje.

La autoexplicación, si bien no es un procedimiento tan universal, prosigue siendo uno de los que muestra resultados prometedores.

En esta técnica, te explicas a ti lo que estás procurando aprender. Esto es más aplicable cuando se estudia material académico o bien teorético.

Los autoexplicadores se enseñan a sí mismos como lo haría un maestro. Conque, si estás procurando aprender Contabilidad para tu negocio o bien trabajas en diferentes técnicas de marketing, procura explicarte a ti de qué manera y por qué razón marchan.

No debes preocuparte demasiado por si acaso tus explicaciones tienen mucho sentido o bien no. En verdad, probablemente ni tan siquiera sepas por dónde vas cuando comiences a explicarte.

Mas conforme lo hagas, descubrirás detalles y conceptos que ni tan siquiera sabías que existían. Este procedimiento es singularmente útil para los pensadores profundos y los practicantes ideales.

Interrogación colaborativa
El interrogatorio elaborativo[2] es un estilo de aprendizaje afín a la autoexplicación. Por consiguiente, asimismo es más aplicable al aprendizaje teorético.

En este procedimiento, te cuestionas continuamente mientras que aprendes. De esta forma, si te tropiezas con una técnica o bien solución específica, te haces preguntas como “¿por qué razón?” y también procuras explicarte la contestación.

En el ejemplo precedente, en el que tratabas de aprender contabilidad, podrías hacerte preguntas como “¿por qué razón es rentable la compañía XYZ?” y explicarlo en concepto de tus conocimientos de contabilidad.

Uno de los primordiales inconvenientes de este procedimiento es que consume un buen tiempo. Pese a ello, es útil para aquellos que lo tienen.

Práctica de restauración
La práctica de restauración, un procedimiento propuesto por los Científicos del Aprendizaje,[3] es afín a otras muchas técnicas de esta lista. No obstante, sostiene una situación separada en nuestra lista por el hecho de que se centra primordialmente en el tiempo en el que no aprendes verdaderamente.

Déjame explicarte:

En la práctica de restauración, procuras rememorar lo que aprendes tras la sesión de estudio o bien aprendizaje. Esto reta a tu psique a recobrar cualquier información que tenga sobre el tema sin un ambiente real de práctica o bien prueba.

La práctica de restauración te va a dar una gran idea de de qué manera actuarías si tuvieses que utilizar tu habilidad o bien conocimiento en un escenario de la vida real.

Y si deseas aprender una poderosa estrategia para sobrealimentar tu capacidad de aprendizaje, te invito a que tomes una Clase de Aprendizaje Veloz GRATIS ofrecida por Lifehack. Es una clase intensiva de veinte minutos llamada Spark Your Learning Genius, y probablemente va a mejorar tus habilidades de aprendizaje inmediatamente. Para más información sobre la clase de aprendizaje veloz, haga click acá.

 

¿Qué sucede con las técnicas de aprendizaje que no funcionan?

Ahora que hemos cubierto todos y cada uno de los métodos de aprendizaje que están a nivel científico probados como efectivos, vamos a cubrir de forma rápida ciertas técnicas de aprendizaje comunes que son absolutamente inútiles.

Y no lo digo yo; los estudios han concluido que estos métodos no tienen aplicaciones prácticas de gran alcance[4][5].

La primera y primordial técnica de aprendizaje inútil es el subrayado y el destacado. Las investigaciones prueban que los dos métodos no asisten a progresar el aprendizaje.

Seguidamente, tenemos la mnemotecnia. Esta técnica consiste en memorizar palabras clave en un orden determinado para rememorar un término complejo.

Si bien los estudios han probado que este procedimiento es útil en ciertas situaciones, no tiene mucha utilidad práctica.

Sorprendentemente, la relectura es otro procedimiento de aprendizaje que los estudiosos consideran inútil. Si bien la reiteración es la clave del aprendizaje, las investigaciones sugieren que la relectura no es un procedimiento de reiteración realmente útil.

Si lo que quieres es la reiteración, te sugiero que pruebes (y vuelvas a probar) las pruebas prácticas.

Crear y ampliar una “mezcla” que le funcione
Fijarse demasiado en una técnica de aprendizaje ocasionará muchos inconvenientes.

¿Por qué razón?

Te volverás demasiado recio en tu enfoque del aprendizaje.

Vas a ver, las personas de manera exitosa tienen fluidez en su carácter. Aprenden a amoldarse y moldearse conforme lo que se necesite.

En dependencia de lo que estés tratando de aprender, es posible que debas usar diferentes estilos de aprendizaje. Para esto, debes ser amoldable para abordar estos métodos.

Con lo que, primeramente, comprende qué estilos de aprendizaje marchan para ti: esta es tu “mezcla”. Ahora, valora qué técnicas de aprendizaje debes trabajar y también procura ampliarlas.

Esto no quiere decir que deba ser perfecto en todas y cada una de las técnicas de aprendizaje mentadas en el presente artículo. No obstante, saber qué estilos de aprendizaje te marchan y cuáles precisas trabajar es esencial para medrar de manera rápida.