¿Qué vitamina es buena para fortalecer el cerebro?

Tu cerebro es la casa en la que vive tu psique. El cerebro es el órgano más potente que tenemos y requiere la cantidad y el género de comburente convenientes para marchar adecuadamente. Cuando no le damos a nuestro cerebro el comburente conveniente, nos ralentiza, reduce nuestra concentración y nos hace más infelices y desmotivados. De ahí que, las vitaminas para el cerebro pueden ser un complemento clave en tu dieta.

Si deseas aumentar al máximo tu poder cerebral para acrecentar tu concentración, meditar con más claridad y vivir una vida más feliz y larga, entonces presta atención por el hecho de que este artículo te va a dar los primordiales nutrientes que precisas para aumentar al máximo tu poder cerebral y qué comestibles debes incluir en tu dieta para lograrlos.

Ahora te contamos qué precisa tu cerebro y dónde conseguirlo.

 

Tipos de vitaminas para fortalecer el  cerebro humano

Omega-tres
El cerebro está compuesto por un sesenta por ciento de grasa, con lo que si deseas tener un cerebro sano y con un desempeño perfecto, debes cerciorarte de que le das los bloques de construcción convenientes, y la grasa es uno de los más esenciales. La grasa ha sido vilipendiada durante los años como el enorme villano de la salud, mas realmente, la grasa de alta calidad no solo es buena para , sino es esencial para su poder cerebral y su salud.

Ciertas grasas más esenciales para dar a su cerebro son los ácidos grasos Omega-tres. Los Omega-tres, como el DHA, son los nutrientes esenciales que forman la capa exterior de nuestras células cerebrales y asisten a prosperar la función cognitiva y a favorecer la salud del cerebro por norma general.

En verdad, no consumir suficientes Omega-tres en la dieta puede afectar al desarrollo normal del cerebro y a la cognición. Asimismo se ha probado su implicación en el envejecimiento prematuro del cerebro y en el deterioro cognitivo asociado al peligro de demencia y enfermedad de Alzheimer[1].

La obtención de fuentes saludables de omega-tres en la dieta es esencial para conseguir una potencia cerebral perfecta.

Comestibles ricos en omega-3: Nueces, semillas de chía, sardinas, salmón, linaza, huevos, aceite de pescado

Magnesio
El magnesio es un mineral esencial que es esencial para la actividad cerebral y se sabe que calma el cerebro y el sistema inquieto hasta el punto de que se le ha llamado “el valium natural de la naturaleza”. El magnesio es esencial para cientos y cientos de procesos metabólicos en el cuerpo y el cerebro, y no obstante prosigue siendo la segunda deficiencia nutricional más habitual en el planeta.

El magnesio ayuda al cerebro al

Dando beneficios antinflamatorios
Reducción de las hormonas del agobio
Aumenta la neuroplasticidad
Relajando el sistema inquieto
Ayuda a quitar la depresión
Reducir la ansiedad
Comestibles ricos en magnesio: Almendras, espinacas, anacardos, aguacate, frijoles negros

Vitamina B1: Tiamina
Se sabe que muchas vitaminas del conjunto B son ventajosas para la salud y el bienestar del cerebro, mas para este artículo, vamos a centrarnos en ciertas vitaminas B más esenciales.

La B1, asimismo famosa como tiamina, es precisa para un elevado número de procesos metabólicos en el cuerpo, incluyendo los procesos que administran su energía. El cerebro usa enormes cantidades de energía durante el día. Tener niveles bajos de tiamina puede privar a su cerebro de la energía vital que precisa.

La tiamina puede prosperar el estado anímico, la energía y el estado de alarma al administrar la energía que las células cerebrales precisan para trabajar de forma eficaz y sostener su fuerza, lo que la transforma en una de las vitaminas más esenciales para el cerebro.

Los niveles bajos de tiamina se han asociado con

Daños inquietos
Inflamación inquieta
Fatiga
Pérdida de memoria en un corto plazo
Confusión
Irritabilidad
Contar con de suficiente vitamina B1 (tiamina) es esencial para el desempeño y la salud inmejorables del cerebro, puesto que le da la energía que precisa para pasar el día.

Comestibles ricos en vitamina B1: Algas, semillas de girasol, nueces de macadamia, lentejas, judías negras

Vitamina B6
La vitamina B6 es esencial para asistir a progresar tu estado anímico y hacerte sentir más feliz, mas asimismo es esencial para combatir la fatiga mental. La B6 es un componente crítico para edificar los neurotransmisores serotonina y norepinefrina.

La serotonina es famosa como tu neurotransmisor de la dicha y es de vital relevancia para progresar tu estado anímico. La norepinefrina ayuda a tu cerebro a sostenerse concentrado y alarma.

Los síntomas de la deficiencia de B6 incluyen:

Irritabilidad
Pérdida de atención y concentración
Fatiga
Inconvenientes de memoria
Dolores musculares
Comestibles ricos en vitamina B6: Carne de vaca alimentada con pasto, pistachos, atún, pechuga de pavo, aguacate

Vitamina B9
La vitamina B9 se conoce como folato. El folato es en especial esencial para el desarrollo normal del cerebro. El folato es un componente esencial en la creación de muchos neurotransmisores que el cerebro usa para comunicarse y regular nuestro sistema inmunológico. El folato asimismo es un antioxidante natural, y los estudios han probado que puede asistir a conservar la función cerebral y prosperar la memoria[2].

Los niveles bajos de folato pueden ser perjudiciales para el cerebro. Se ha probado que los niveles bajos de folato conducen a una mayor degeneración de la corteza cerebral, como a un deterioro y declive cognitivo[3].

Los síntomas de los niveles bajos de folato incluyen

Minoración de la función inmunitaria
Fatiga crónica
Incremento de la irritabilidad o bien la ansiedad
Bruma cerebral
Comestibles ricos en vitamina B9: Espinacas, hígado de res, brócoli, espárragos, lechuga romana

Vitamina B12
La vitamina B12 es esencial para muchos aspectos de nuestra salud y bienestar, incluyendo la construcción de huesos fuertes, el pelo, la piel, las uñas, el sistema inmunológico y la salud del corazón. La B12 asimismo es fundamental para el cerebro y el bienestar mental y es una de las vitaminas esenciales para el cerebro[4].

La B12 es precisa para muchos aspectos del desempeño mental, como la capacidad de memorizar y sostener la concentración. Asimismo desempeña un papel esencial en la producción de serotonina y dopamina. La dopamina es el neurotransmisor de la motivación y la recompensa.

Tener niveles bajos de B12 puede tener ciertas graves consecuencias, como:

Bruma cerebral
Pérdida de memoria
Depresión
Ansiedad
Confusión
Depresión
Alucinaciones y esquizofrenia (casos graves)
La vitamina B12 se halla generalmente en muchos productos animales y carnes, con lo que aquellos que llevan una dieta basada en plantas deben prestar singular atención a su B12 para cerciorarse de que están consiguiendo suficiente en su dieta de fuentes vegetales o bien de suplementos.

Comestibles ricos en vitamina B12: Hígado de ternera, sardinas, salmón salvaje, huevos, diastasa nutricional

Vitamina C
La vitamina C es un antioxidante muy potente y también esencial para el cerebro. El cerebro consume mucha energía y oxígeno para efectuar su trabajo. Los antioxidantes como la vitamina C resguardan al cerebro del desgaste que supone hacer su trabajo.

La vitamina C asimismo es precisa para generar esenciales neurotransmisores, como la dopamina, la serotonina y la norepinefrina. Estos neurotransmisores son esenciales reguladores de su estado anímico, con lo que sin la vitamina C para generarlos, su estado anímico puede verse afectado[7].

Comestibles ricos en vitamina C: Brócoli, cítricos, pimientos, sandía, espinacas.

Vitamina liposoluble de tipo D
La vitamina del sol es probablemente una de las vitaminas más esenciales para el cerebro que bastantes personas pasan por alto. La vitamina liposoluble de tipo D acostumbra a asociarse a la salud de los huesos y a la reducción del peligro de enfermedades cardiacas, mas las investigaciones han probado que la vitamina liposoluble D puede desempeñar un papel esencial en el desempeño del cerebro. Múltiples estudios han probado que los niveles bajos de vitamina liposoluble de tipo D pueden dañar la función y el desempeño cognitivo[8].

⌄ Desplázate cara abajo para continuar leyendo el artículo ⌄
La inflamación oculta en tu cuerpo puede ser la causa de tu cansancio
La cúrcuma puede ser justo lo que precisas para reducir tu inflamación y acrecentar tu energía nuevamente.

Aprenda sobre los suplementos de cúrcuma

Cada vez son menos las personas que salen a la luz natural del sol, lo que provoca más casos de deficiencia de vitamina liposoluble de tipo D que jamás. Lo mejor de la vitamina liposoluble D es que se puede conseguir de manera gratuita o bien exageradamente económica. Solo unos minutos al día de luz solar natural pueden suponer gran diferencia en tus niveles de vitamina liposoluble de tipo D.

Comestibles ricos en vitamina D: Luz solar natural, o bien hallar un suplemento dietético de vitamina liposoluble de tipo D.

Vitamina liposoluble E
La vitamina liposoluble de tipo E es un potente antioxidante. Los antioxidantes son esenciales para asistir a nuestro cuerpo a combatir el agobio oxidativo. El agobio oxidativo es un proceso metabólico que ocurre en el cuerpo y que gasta y desgarra nuestras células. Los antioxidantes luchan contra este desgaste para sostener nuestras células jóvenes y en inmejorable funcionamiento.

La vitamina liposoluble E es una vitamina que de forma frecuente se pasa por alto para la salud del cerebro. Evita que el agobio oxidativo dañe un componente esencial de nuestras células cerebrales, el DHA. El DHA forma la membrana externa de nuestras células cerebrales, y la vitamina liposoluble de tipo E evita que el agobio oxidativo dañe nuestras células cerebrales para sostener nuestro cerebro joven, enérgico y de alto rendimiento[9].

Los síntomas de la deficiencia de vitamina liposoluble de tipo E incluyen

Deterioro cognitivo
Diarrea
Debilidad muscular
Inconvenientes de equilibrio
Comestibles ricos en vitamina liposoluble E Almendras, col rizada, acelgas, perejil, aceitunas

Cinc
El cinc es esencial para el desarrollo y el desempeño de las neuronas. La mayor concentración de cinc se halla en el cerebro, en especial en el hipocampo, la zona del cerebro que se hace cargo de regular el sistema límbico, la zona que regula las emociones. Las neuronas precisan cinc para comunicarse de manera eficaz entre sí[10].

Los niveles bajos de cinc se asocian a

Inconvenientes de atención y concentración
Minoración del sistema inmunitario
Acne o bien erupciones cutáneas
Diarrea
Comestibles ricos en zinc: Semillas de calabaza, carne de vaca alimentada con yerba, anacardos, setas, espinacas